Rss Feed Tweeter button Facebook button Linkedin button

subscribe: Posts | Comments | Email

From PMI To Scrum : Part 3 La transición.

0 comments
From PMI To Scrum : Part 3 La transición.

Como afrontar el cambio desde un enfoque de proyecto basado en el PMBOK hacia Agile.

En las anteriores entregas de esta serie de artículos , vimos en detalle el mapeo de prácticas PMBOK en las Áreas de Conocimiento que define el PMI hacia las prácticas equivalentes que tendríamos que aplicar si vamos a realizar un enfoque de proyecto basado en Agile/Scrum.

El nivel de profundidad que le vayamos a dar a nuestra transformación va a depender de muchas cosas : el tipo de organización en que nos encontramos, la madurez y estabilidad del equipo de trabajo que tengamos,  el tipo de proyectos que hagamos, la rapidez con la que tengamos que poner un producto en el mercado, la implicación de nuestros usuarios/clientes, etc, etc. Sin embargo, a pesar de que cada uno tendrá que evaluar hasta que punto implementa esta transición , hay una serie de recetas a tener en cuenta para que si decides emplear Agile como enfoque para tus proyectos la experiencia haya merecido la pena.

En primer lugar , aborda el proyecto siempre con enfoque incremental. Rompe con la dinámica establecida del ciclo de vida en cascada. Puede que esto sea lo que más rompa con tu metodología actual de Análisis, Diseño, Construcción y Pruebas. Si ahora cuando afrontas una planificación de un proyecto lo que haces es que hasta que no finalices una etapa no empiezas la otra, debes cambiar este concepto. Puede ser complicado al principio, pero enfócate a crear valor para el usuario/cliente de manera rápida , lo cual se traduce en implementar funcionalidades y características del producto que estás desarrollando antes de haber terminado, por ejemplo todo el análisis del mismo. Es decir, crea “miniwaterfall” y entrega producto por incrementos.

Está claro que para hacer esto, en primer lugar debes disponer de los elementos principales de la arquitectura de tu producto con plena operatividad , lo cual te obliga a tener implantadas las piezas base , los elementos indispensables del “core” del proyecto para que sobre ellos puedas desplegar las funcionalidades de manera incremental.

Este enfoque de “miniwaterfall” puede ser útil en entornos de proyecto donde los formalismos de la Gestión del proyecto son más estrictos: administraciones públicas, entidades financieras… donde hay unos patrones metodológicos más rígidos que cumplir. Sobre todo piensa en qué cosas son más importantes y aportan más valor para el cliente/usuario  para  ir desplegando de una manera gradual los incrementos de producto.

Aplica las técnicas Ágiles poco a poco: puede ser complicado pretender cambiar de golpe y aplicar todas las prácticas al mismo tiempo. Introduce las técnicas de una en una, y una vez que las conozcas todas y estés familiarizado con ellas, decide cuales son las que te pueden dar una mejor aproximación.  Te recomiendo empezar con dos :

1) La creación de un  tablón Scrum donde ir llevando las tareas ( tablón físico, con su post-it de colores o un tablón virtual , apoyándote en cualquiera de las muchas herramientas que existen en el mercado para este fin).

2) La reunión diaria de equipo alrededor del tablero en donde cada uno de los miembros informa a los demás que lo que ha hecho el día anterior, lo que hará en el siguiente día y los problemas o impedimentos que se ha encontrado para realizar la tarea.  Familiarizate con estas dos prácticas y luego, poco a poco, ponte a incluir el resto de prácticas.

Prepárate para el cambio total : una vez que hayas preparado el proyecto con enfoque incremental y hayas implantado con éxito las dos o tres prácticas más útiles , piensa si el equipo está preparado para realizar un cambio total. Esta es una aproximación con muchos más beneficios que las implementaciones parciales, pero implica un cambio mucho más rádical y es algo que no se consigue de la noche a la mañana. Todo lleva su tiempo. Esto requiere un cambio de mentalidad en la organización pues vas a tener que conseguir “vender” Agile a tus clientes/usuarios.Necesitarás capacitación en otras técnicas Agiles como Técnicas de Planificación de Planning Poker, Técnicas para la definición de Historias de Usuario, Técnicas y herramientas para la elaboración de gráficos de seguimiento y planificación de Sprints, Técnicas para la definición del Backlog o Pila de  producto, Retrospectivas, etc, etc. Todas estas cosas se aprenden, te aseguro que no son complicadas , pero mi recomendación es que si estás empezando con Scrum, te lo tomes con calma , lo apliques poco a poco y vayas “inspeccionando y adaptando”.

No hay una receta única, no hay un proyecto único, no hay un equipo único, pero tiene que haber una conciencia de cambio, una mentalidad de aportar valor desde el principio y muchas ganas de mejorar.

Hasta aqui, esta tercera entrega : la transición.

En la siguiente entrega,  contaré como entender las similitudes entre ambos modelos para facilitar la transición hacia Agile.

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *


*