Rss Feed Tweeter button Facebook button Linkedin button

subscribe: Posts | Comments | Email

No te cortes, díselo.

0 comments
No te cortes, díselo.

En el artículo anterior, comentaba la importancia de convocar las reuniones de manera correcta para que los asistentes sepan a lo que van y que se espera de ellos.

Durante el transcurso de la reunión, seguramente tu tendrás algo que decir, querrás comunicar con los demás. Tus opiniones, tu planteamiento, tus comentarios, simplemente quieres participar.

Pero hay muy malos hábitos que impiden la comunicación. Es muy frecuente que cuando alguien empieza a hablar, a exponer su mensaje, otro le interrumpe de inmediato, sin dejarle ni siquiera terminar lo que tenía que decir.

En esos casos, no te cortes, díselo.  De manera educada toma la palabra y dirigiéndote a la audiencia di algo como :

” Me gustaría poder terminar lo que quería decir y me gustaría que me escuchárais, respetando mi turno de palabra. Así mejoraremos mucho la comunicación y la reunión será mucho más eficiente para todos si nos escuchamos unos a otros sin interrumpirnos”.

comunicacion 1

Tu también interrumpirás muchas veces en las reuniones en las que asistes. ¿Verdad?. Reflexiona sobre ello. Piensa en el momento en que interrumpes cual es la razón por la que lo haces:

RAZON 1 : Interrumpo porque tengo algo que decir y si no se me olvida.

SOLUCIÓN : anota lo que quieres decir y cuando te toque hablar coméntalo.

RAZON 2 : no entiendo nada de lo que dice, le voy a interrumpir para preguntarle lo que quiere decir.

SOLUCION : déjale terminar, dale un margen de confianza. Si escuchas  hasta el final quizás lo entiendas.

RAZON 3 :  lo  que yo tengo que decir es más importante.

SOLUCION: no menosprecies las opiniones de los demás y deja que terminen de hablar.Todas las intervenciones tienen importancia.

Y así muchas otras más.

Reflexiona cuando interrumpas, y plantéate la próxima vez no hacerlo y escucha.


Un antipatrón bastante común es el del “monopolizador” de la reunión. El que toma la palabra y no la suelta, el que habla para escucharse a si mismo y tiene afán de protagonismo. Estos individuos son además los que peor escuchan, son los que sueltan su mensaje y cuando otros quieren hablar y por fin lo consiguen, notas que lo que tú dices, les da bastante lo mismo. Ellos ya han soltado su discurso y se desconectan cuando otros hablan.

Para evitar estos casos, como organizador de la reunión, si es el caso, tampoco te cortes y díselo. Conviértete en el moderador y seguro que los demás te lo agradecerán.

Hace unos días tuve la ocasión de ver un video de Alvaro Gonzalez Alorda de una participación en TedXSevilla, en el que hablaba sobre el liderazgo y sobre que la calidad del mismo dependía de la calidad de nuestras conversaciones.

Partiendo de esas reflexiones y con la idea puesta en la mejora de esas reuniones en las que nos pasamos tanto tiempo, en el siguiente artículo os daré algunas ideas para convertirlas en conversaciones y mejorar  la comunicación.

¿Y tu, interrumpes a los demás en una reunión?. ¿ Cuando te interrumpen a ti, como te sientes?

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *


*