Rss Feed Tweeter button Facebook button Linkedin button

subscribe: Posts | Comments | Email

Si lo tuyo es Scrum … (II)

0 comments
Si lo tuyo es Scrum … (II)

Scrum es fácil de aprender, y difícil de poner en práctica

En el artículo anterior, hablaba de diferentes situaciones a las que te puedes enfrentar cuando te inicias en  un modelo Scrum. En esta segunda parte, continuo con aspectos importantes a tener en cuenta.

No te olvides de las personas.

Aquellas organizaciones que consideran que este modelo es sencillo de aplicar y que simplemente empleando “las mejores prácticas” y con un Scrum Master al frente conseguirán llegar a ser ágiles, van a tener problemas y posiblemente tasas de abandono altas.  No podemos tampoco dejar nunca de lado las cuestiones emocionales de todos los implicados. Las personas se ven inmersas en cambios, y Scrum conlleva muchos cambios, plantearán resistencias, y si no se les comunican de manera adecuada los motivos de dichos cambios, y se les acompaña durante el camino para ayudarles a superar las dificultades, las personas serán una barrera para la adopción. Empatía, comunicación, conversacion, serán habilidades que  quienes lideren la transformación deben aplicar desde el primer momento.

Si así es como te pones cuando ves que la cosa no va como esperabas, entonces, sigue leyendo este artículo, y sobre todo, no desesperes 😉  , que todo tiene solución.

El increíble Hulk

No hay balas de plata.

las “mejores prácticas”, nos pueden llevar a la falsa creencia de que por el mero hecho de aplicarlas, ya estamos en el camino, y lo que tenemos realmente que considerar, es que el camino se recorre mediante el enfoque de mejora continua. Una “mejor práctica” puede servir en una organización, pero ser poco o nada apropiada en otra. Es mejor usar un enfoque de inspección y adaptación, esto es, aplicar cambios, observar su resultado y aprender de ellos para mejorar, y así continuamente hasta conseguir llegar a donde queremos. Para ello es fundamental conocer donde estamos y cuales son los motivos que nos mueven para emprender este camino, más allá de las modas y de las corrientes de actualidad.

En mi experiencia, quienes deciden empezar con Scrum, inician la adopción, con la formación de su personal, enviándoles a cursos de  Scrum Masters para que aprendan los valores y principios, las prácticas y las claves de Scrum.  A partir de dicha formación y quizás con  ayuda externa de algún Agile-Coach, puede que hayan comenzado a aplicar Scrum en uno o varios proyectos no demasiado complejos ni grandes , y puede que les haya funcionado relativamente bien. No obstante, a medida que los proyectos se van haciendo más grandes y complejos y continuan con la aplicación de Scrum, y deciden que el Agile-Coach ya ha realizado el acompañamiento necesario,  hay un marco de conocimientos muy específico, del cual, en mi opinión y experiencia, suelen olvidarse. Me estoy refiriendo al dueño de producto ( Product Owner) , del cual depende en un porcentaje bastante alto el éxito del proyecto.

Distintos ámbitos de actuación.

Hay que diferenciar claramente entre las compañías que desarrollan productos para su comercialización en los mercados, de las que desarrollan productos y servicios para terceros.

En las primeras, con equipos de desarrollo propios, si se ha decidido adoptar Scrum, es bastante posible como comentaba anteriormente que parte del personal, y con suerte todo el equipo, haya asisitido a un curso de Scrum, en el que se haya explicado el marco completo y se hayan tratado todos los roles, sus funciones y sus responsabilidades. En lo que respecta al Dueño de Producto, es probable que se haya mencionado su papel y sus competencias, pero no con la profundidad que creo que necesita para garantizar que se cumplen los objetivos que la organización persigue con Scrum.

Por otro lado, en las empresas que desarrollan productos y servicios para terceros, mediante contratos la mayoría de las veces de precio cerrado, rara vez el cliente pide formalmente que se desarrolle usando Scrum como marco metodológico.

Es todavía menos probable, que el cliente ponga al dueño de producto, si es que sabe que demonios es eso.  Si el cliente es una gran organización con su propia unidad o dirección de TI, además, tendremos a jefes de proyecto del cliente como interlocutores con nosotros, los cuales a su vez, serán los interlocutores con las personas del negocio de dicha compañía.

Este es el peor escenario para “hacer Scrum”, pero sin embargo, incluso en estos “ambientes hostiles”, puede ser recomendable que lo planteemos como marco metodológico y forma de trabajar. En estos casos, necesitaríamos igualmente un conocimiento  específico del papel de “dueño de producto”, para que actuando como interlocutor con el cliente, podamos conocer las técnicas, habilidades e instrumentos que se ponen a nuestro alcance para poder realizar la dura tarea de conseguir extraer,definir  mantener y transmitir la visión del proyecto  a todos los involucrados del equipo.

Si se conoce en  profundidad el rol del Dueño de Producto, y la figura está representada y ejerce correctamente su papel, nuestro equipo, con un flamante Scrum Master a la cabeza y  el resto  del equipo Scrum totalmente comprometido, no se nos pondrá verde a las primeras de cambio. Con dicho rol correctamente entrenado, podremos obtener el valor y la colaboración del cliente, haciéndole partícipe de las bondades de los modelos de entrega incremental , para que así el proyecto  finalmente sea  un éxito.

Y aquí es donde entra ahora la parte de “publicidad” de este artículo.  :)

Tras muchos años ya al frente de proyectos de desarrollo de Software, en los que siendo ese project manager del cliente del que hablo más arriba,  me ha tocado liderar y subcontratar proyectos de desarrollo muy diversos, y de muy diferentes complejidades y tamaños y  tras 6 años además, desde que “abracé” el cambio, y comencé a interesarme, a difundir y a poner en práctica todo lo que me ha sido posible  sobre las metodologías Ágiles, estoy en disposición de ofrecerte una formación muy  especial y específica para que puedas conseguir las habilidades y técnicas necesarias para conocer y aplicar el rol de Dueño de Producto. Con esta formación podrás desenvolverte con soltura en este rol, y aplicarlo a tus proyectos a través de la puesta en práctica de las técnicas con una  simulación de un proyecto de desarrollo en el que deberás aplicar lo aprendido.

Algunos datos de esta formación  que te ofrezco:

  • 16 horas de formación a lo largo de dos semanas : Viernes tarde y Sábado mañana, para que puedas compaginar con otras actividades.
  •  Prerrequisitos: tener conocimientos de Scrum.
  •  Lugar de realización : Madrid.
  •  Quorum necesario para organizar el curso : 10 asistentes.

Si estás interesado en conocer más detalles sobre esta formación que te ofrecezco , necesitas otro formato, o quieres preguntarme algo más, escribeme un correo con tus datos de contacto  a:

pepevazquez@gestiondeproyectosit.com

y me pondré en contacto contigo para darte más detalles.

Hasta pronto.

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *


*