Grow

Actitud y transformación Lean IT: conclusiones

Publicado por

¿Qué causa que el Negocio e IT no estén alineados?

El negocio y la organización de IT,  cada uno tiene una larga lista de preocupaciones, desafíos y dolores que sienten todos los días. Mientras el pensamiento Lean insiste en que todo problema es una oportunidad de mejora, el negocio y las partes interesadas de IT, a menudo tienen dificultades para encontrar un terreno común, o incluso hablar un idioma común. Como resultado, en los últimos años hemos observado que las organizaciones de IT a menudo no están alineadas o sincronizadas con el negocio en el apoyo a la mejora continua de los procesos De hecho, las organizaciones de IT pueden aislarse de las operaciones de negocio a las que dan soporte, perdiendo la confianza y el respeto.

El mundo se está volviendo cada vez más complejo, y las grandes empresas se han visto inmersas en circunstancias cada vez más intrincadas. La oferta global, Internet, la intensa competencia, las combinaciones de negocios, la regulación y la seguridad han llevado a una mayor complejidad necesaria. Las pequeñas y medianas empresas no son inmunes a esta tendencia, ya que suelen ser arrastradas a esas mismas redes empresariales globales. Sus procesos de negocio son a menudo no menos complicados que la de sus contrapartes más grandes, sin embargo, a menudo carecen de la sofisticación de IT de las grandes y los presupuestos para hacer frente a estos retos.

Más allá del desafío de la complejidad , hay una enorme cantidad de innecesario dolor que surge desde el diseño inadecuado de los procesos de negocio y el soporte de los sistemas de información. Los practicantes Lean llaman a esto el desperdicio del excesivo procesamiento: exceso de trabajo donde el coste y la complejidad exceden los beneficios. La mente humana tiene una tendencia natural a hacer las cosas más complicadas de lo que necesitan ser. Si bien los procesos de negocio y los sistemas de información de soporte son naturalmente complejos, hasta cierto punto, si los interesados no los simplifican deliberadamente y continuamente para mejorarlos , es natural que se degeneran con el tiempo, y serán cada vez más complejos costosos de mantener, y difíciles de usar.

El sobrediseño es a menudo el resultado de una predisposición hacia la tecnología y la automatización, en lugar de ejercer la disciplina para simplificar primero y estandarizar los procesos de negocio subyacentes. Esta tendencia se magnifica cuando los diseñadores del sistema están dispuestos a desplegar la tecnología más avanzada, o con entusiasmo desarrollar soluciones elaboradas a problemas potencialmente simples. El problema se agrava aún más cuando se aplican los sistemas de información innecesariamente complejos a los procesos de negocio innecesariamente complejos. Aparece entonces la muda al cuadrado. En esta tormenta perfecta, la complejidad innecesaria de los procesos y su falta de valor añadido sobre alimenta un círculo vicioso que sólo puede ser roto cuando los propietarios de los procesos de negocio y los miembros de la organización de IT trabajen juntos como socios para simplificar y mejorar los procesos antes de aplicar intervenciones tecnológicas.

 QUE PODEMOS HACER.

Para poner en práctica Lean en el mundo de las TI hace falta el apoyo y soporte desde los estamentos más altos de la organización. Hace falta cambiar la cultura organizativa y eso es complicado. Afrontar los retos en común haciendo que el Negocio empatice con IT y que IT empatice con el negocio, y que ambos pongan en el centro de todo al cliente y el foco esté en aportar valor.

Escuche hace tiempo una charla que Victor Krupps dio  TEDx,  de la cual sobre todo se me quedó grabado este concepto de valor.

                        Valor = (Conocimiento + habilidades) * Actitud

Vamos a dar por sentado que las personas del lado del negocio y del lado de TI tienen las habilidades y conocimientos necesarios, o si no los tienen, que están dispuestos a conseguirlos. Pero por muy alto que sea el resultado del primer operando de la fórmula, si no tenemos  lo segundo, tendremos gente lista sin compromiso y sin ilusión.

Asi pues, para conseguir alineación y que una iniciativa Lean IT reporte los beneficios deseados , empecemos por mejorar la ACTITUD.

Si la tienes, y los que te rodean, también la tienen, entonces ya tienes los cimientos necesarios para iniciar la Transformación Lean IT.

Un comentario

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *